Lola y la jaula

Mira,

Hace unos años trabajé en una protectora, nos llegaban perros de todas las edades y tamaños, aún no sé por qué extraño motivo algunos por feos que fueran, salían adoptados enseguida y otros siendo más guapos se tiraban 5 años en una jaula mirando una pared.

Un día especialmente movido en el que teníamos un evento y venían muchos voluntarios a sacar a pasear a los perros, reparé en una de los 90 perros que teníamos allí.

Era una perrita pequeña color arena, que estaba en una esquina de la jaula aterrorizada al ver tanto movimiento cuando entrábamos y salíamos de las jaulas cogiendo y dejando perros para que los pasearan.

Nunca había visto un perro con tanto miedo, más parecido a un monito tapándose la cabeza con las patas delanteras como un niño pequeño que teme que le peguen una paliza.

Sus ojos miraban a través de sus patas con los ojos abiertos de par en par como si pensara que no iba a salir viva de allí.

Llevo viviendo con perros 46 años y trabajando con ellos 15, nunca había visto una expresión de terror como aquella.

Me dió tanta pena, que ese mismo día cuando acabamos la llevé a vivir conmigo ya que nadie la hubiese adoptado estando así. 

De esto hace ya más de 7 años y es la perra más feliz del mundo hoy. ( Y yo también)

Simplemente teniendo paciencia y dejando que se recuperara en calma de su estrés crónico que le había supuesto pasar tanto miedo. 

Las flores de BACH fueron claves también para recuperar la calma y aliviar la ansiedad.

La mayoría de las veces CREAMOS NOSOTROS  por desconocimiento de cómo acompañar y guiar a los perros en nuestro mundo humano, infinidad de problemas como la reactividad entre perros o los miedos,creandoles traumas, no hace falta que hayan maltratos para generar miedos.

¿Y por qué te cuento esto?

Porque hoy he ido de ruta por varias protes para buscar un perro para una familia que me ha pedido ayuda para encontrar al perro más adecuado para ellos, esto que parece una tontería, la de pedir asesoramiento a un experto en gestión emocional, puede hacer que disfrutes de una vida feliz con tu perro o que sea un infierno, todo depende de si el tipo de vida que llevas, las horas que trabajas y el tiempo que le puedes dedicar, encaja  o no con el perro y sus experiencias de vida y necesidades.

A mí me hace gracia cuando me dicen, -vengo para que hagas que se acostumbre  a quedarse solo 8 horas o más seguidas en un piso, y que no rompa nada o rasque la pared-

Mi pregunta es ¿por qué tiene que acostumbrarse a vivir solo un montón de horas solo porque su vida no le permita ocuparse de él?

La respuesta a veces es, porque él es el perro y se tiene que acostumbrar y punto.

Cuando  me contestan esto, doy por finalizada la clase porque no van a entender que un perro igual que si adoptas a un niño de dos años, no lo puedes putear dejándolo encerrado en un piso( que es una jaula grande…) un montón de horas sin que se tire por la ventana o te haga un boquete en la pared, que ni en la fuga de Alcatraz.

Para los que entiendan que TODOS  los problemas de convivencia vienen por malentendidos, rutinas equivocadas, falta de normas claras, tonos de voz autoritarios y en general una mala comunicación con su perro, tal vez esto les interese.

ASESORAMIENTO PARA ENTENDERSE CON SU PERRO

Y DEJAR DE TENER PROBLEMAS DE CONVIVENCIA