NUESTRA FILOSOFÍA

Nuestra filosofía de trabajo se basa en el respeto mutuo, la comunicación, el vínculo y la confianza, creando así, un método propio llamado COVICO.

Empezamos como una escuela de educación canina y adiestramiento, basado en el refuerzo positivo para construir conductas, teniendo muy en cuenta la parte emocional del perro.

Después de años de experiencia, hemos aprendido que no solo es importante la gestión emocional del perro, también lo es la del humano, que esté tranquilo y que sepa gestionar sus emociones, para tener una buena comunicación con su entorno y con su perro.

Comienza así un nuevo proyecto que se une a nuestro sistema de educación canina, que consiste en integrar al aprendizaje del perro, el equilibrio emocional del humano para liberar preocupaciones, ansiedad o estrés y crear estados de calma, a través de talleres de inteligencia emocional,  coaching  y meditación con perros, trabajando de manera conjunta cuando es necesario, el equilibrio emocional del perro y su humano para conseguir una convivencia tranquila y feliz.

Chaman es mucho más que una escuela de adiestramiento canino, es un proyecto donde se unen la educación canina y el equilibrio emocional del perro y del humano, a través de técnicas de manejo de control del perro con refuerzo positivo, y  gestión emocional canina y humana, donde perro y humano aprenden juntos a equilibrar sus emociones, para construir una convivencia feliz.

El objetivo es conseguir que los humanos aprendan a entender el lenguaje universal canino, y a que los perros aprendan a entender  nuestro lenguaje verbal para que dejen de haber malentendidos y castigos innecesarios.

Desde un estado de calma, humano-perro y con una buena comunicación, la construcción de conductas, se consiguen con mayor rapidez.