La historia del Yeti i Godzilla聽

En esta carta hay una historia de cuando adopt茅 a dos perros que, si la entiendes, 

al margen de que busques un educador o no, 

es casi seguro que te ayuda a mejorar la convivencia con tu perro.

Hace quince a帽os traje dos pastores alemanes a mi vida鈥 La historia del Yeti i Godzilla 

A ver, me refiero a dos perros de raza pastor alem谩n, no que me hubiese ido a alemania a 

secuestrar a dos se帽ores pastores de ovejas, puntualicemos.

Se llamaban Coco y Shira, ten铆an 4 meses y los compr茅 en un criador 

( en aquel momento de mi vida no ten铆a la visi贸n que tengo ahora, sobre la tonter铆a que es,

hacer pasar a una perra una y otra vez por partos dolorosos e interminables para que luego 

se lleve el disgusto encima, de quitarle uno tras otro  a sus cachorros) 

No veo la necesidad ni para el cachorro ni menos para su madre pero bueno, solo es mi opini贸n como madre鈥

Como te dec铆a, compr茅 dos cachorros, imagin谩ndome nuestra vida de ensue帽o.

Te la dibujo, era m谩s o menos as铆:

Chimenea, lloviendo, sof谩,manta y peli. 

Ellos dos por supuesto, tranquilos durmiendo a mi lado como en los anuncios de gas natural  

en que fuera est谩 nevado y no s茅 a煤n por qu茅 las luces de la ventanas  son naranjas, se 

respira armon铆a, calma, ambiente c谩lido, acogedor鈥

Y por el d铆a largos paseos por la monta帽a vi茅ndolos correr felices al viento. 

驴Suena bien verdad? 

Creo que es la imagen que todos tenemos cuando decidimos traer un perro a nuestra vida.

驴Y cu谩l fue la pu帽etera realidad? 

Pues que tomaron la cocina como su WC, hac铆an agujeros en el jard铆n donde antes hab铆a

 una alfombra de c茅sped y cuando no mirabas, se com铆an lo que pillaban por el armario.

Hasta aqu铆 todo bien, ya me hab铆an dicho que los primeros meses eran durillos, as铆 que 

estaba preparada. Para lo que no lo estaba, era para lo que vino despu茅s.

En fin, a lo que vamos, llega tu cachorro mon铆simo, un 谩ngel oye, en la calle todos lo 

quieren tocar y no tiene problemas con ning煤n perro, y claro, t煤, te conf铆as y dices eso de鈥 

鈥淓ste perro me ha salido bueno鈥. 

Yo pens茅 lo mismo, y al cumplir los ocho meses parec铆an el Yeti y Godzilla, tiraban de 

la correa que solo me faltaba ponerme patines. 

Cuando se cruzaban con perros acababa agarrada a una farola. 

He visto personas agarradas a farolas pasando la noche con mantas y todo, esperando que 

pasen las manadas de jabal铆es, gatos y los perros de todos los vecinos que entre unos y 

otros ya no sabes ni a qu茅 hora salir鈥

O sea, que lo que te imaginas, esa imagen buc贸lica de chimenea, peli, sof谩 y manta es lo 

煤nico que te consuela porque cuando sales a la calle se transforman en trogloditas.

Lo que no sab铆a entonces, es que es lo habitual a partir de los ocho meses, ya que entran 

en la adolescencia y hacen lo que les da la gana. 

Despu茅s de aquello, pens茅 en contratar un profesional para que me ayudase pero al final lo 

hice mejor, me form茅 yo, para ayudar a mis perros, y me gust贸 tanto, que me acab茅 

dedicando a esto de ayudar a las familias a entenderse con sus perros, que es de lo que va 

  al final todo esto. 

No de que el perro haga el pino puente cuando le pegas un grito.

驴Y DE QU脡 VA, ME DIR脕S?

M谩s bien de entender qu茅 piensa tu perro, c贸mo se siente emocionalmente y sobre todo que te dice en su idioma, para que no acabe pensando que tienes un Toc o eres disl茅xico,m谩s que nada porque cambias las palabras cada vez que le pides la misma cosa o te obsesionas repitiendo como un loro  a gritos, diferentes palabras sin sentido para 茅l.

Si quieres conseguir una vida familiar sin gritos ni enfados

 disfrutando de convivir con tu perro en calma y en cualquier lugar,

aqu铆 te explico c贸mo vamos a hacerlo.

Curso grabado y escrito con las claves que necesitas para saber c贸mo cambiar los gritos por la alegr铆a de convivir en calma para siempre.

Las claves de una convivencia espectacular con la 

Educaci贸n canina sensitiva